Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Todas las palabras tienen un doble significado: el etimológico y el semántico. En éste último las palabras adquieren una mayor riqueza pues según varíe la época, el contexto o las circunstancias una misma palabra puede cambiar su uso y significado; por ejemplo:

  • aquella casa cogió candela,
  • esa guagua va en candela,

¿acaso la guagua está siendo incendiada?;

  • la monja entró en el convento,
  • eso que quieres comprar cuesta una monja,

¿tendré que secuestrar a una monja para ofrecerla como pago para adquirir eso que quiero comprar?

Eso mismo sucede con la palabra especial; según el Diccionario Aristo, significa: Singular, particular; que se diferencia de lo común, ordinario o general || Muy adecuado o propio para algún efecto.

Cuando pensamos en algo especial, lo imaginamos espectacular fuera de serie, que supera las expectativas. Sin embargo en las tiendas una oferta especial, es un producto que se coloca aparte de los demás con cierta rebajita. De momento nos sentimos atraídos y después nos enteramos al querer devolverlo al día siguiente que la oferta especial es por lento movimiento y sin garantía. Esto es un ejemplo del significado semántico de la palabra especial. Si lo comparamos con lo que dice el diccionario vemos que es singular y se diferencia de lo común lo que no es muy adecuado o propio para algún efecto.

Otro ejemplo es el pasado y multitraumático Período Especial comenzando alrededor de 1990. ¿Qué tuvo de espectacular y fuera de serie, que se va fuera de lo ordinario o que fue muy adecuado o propio...? ¡Los fósforos con la palabrita especial y los variados significados que puede adquirir!

En lo personal y debido a esto ya no me siento atraído por las pizzas, las hamburguesas y los sandwishes especiales porque no sé qué significado usan en donde son elaborados; si el etimológico, el semántico o el del diccionario Aristo.